11:23 h. Sábado, 21 de Abril de 2018

EL PODER AQUISITIVO ES LO QUE IMPORTA

Economía ¿Que economía?

A Coruña, a 15 de Marzo de 2018

A menudo escuchamos hablar de economía, con letras grandes pero... lo que en verdad nos importa, a pie de calle es el poder adquisitivo. Si somos capaces de satisfacer las necesidades básicas "nuestra economía" va bien. Si podemos acceder a más bienes y servicios que el año anterior "nuestra economía" va mejor, en otro caso...

informacioncolaborativa.opennemas.com  |  15 de Marzo de 2018 (22:27 h.)
Más acciones:

A Coruña, a 15 de Marzo de 2018

Desde la política nos llega en estos tiempos de "crisis" la cantinela más recurrente de los últimos tiempos "España va bien" pero, a pie de calle ¿Qué ocurre realmente?

Para nosotros, el ciudadano de a pie, la economía es la economía doméstica... Siempre que su evolución vaya pareja con la economía del país nosotros estamos de acuerdo con el gobierno, con la clase política que así lo manifiesta.

De poco sirven las estadísticas, en particular la media, cuando la distribución de la renta es bien irregular, cuando la desigualdad entre las rentas más altas, las mas bajas y la media muestran cifras bien dispares.

Precisamente el calendario de la paz social y el sosiego individual marca las 12 de la mañana cuando las diferencias no son abismales, cuando las rentas más bajas y los desposeidos superan la linea roja del bienestar mínimo exigible.

Tal vez el Sr. Rajoy y su Gobierno del Marca España y el "España va bién" deberían bajar algo la vista, hasta la altura de la capa más desigual entre los iguales en derechos mínimos según la Constitución y las leyes que dicen la desarrollan.

Esperemos que no tengan que sentir el calor del fuego bajo sus pies para detectar el humo que llena las calles y el fuego frío que crece en cada casa de puertas adentro. ese que lleva años haciendo saltar las alarmas contra incendios de la España de la transición y la paz social... Hasta el papel mojado llega a arder cuando el que lo riega con promesas y mentiras confía demasiado en su capacidad para convencer de que lo que no es, es.