Imprimir

Información y opinión: Beber de las fuentes es el camino

ICredactor | Redactor, fotografo y/o activista

Informacion Colaborativa | 09 de Octubre de 2018

La lucha por obtener información fiable nunca ha sido un camino de rosas... En los últimos tiempos se habla mucho de la fiabilidad de la información obtenida a través de las redes sociales, se siembra la duda, no sin fundamento, sobre que información encontramos en ellas... ¿Es descartarlas sin más la solución al problema?¿Cual o cuales son las alternativas para mantenernos adecuadamente informados?

No es un tema trivial. De la fiabilidad de la información en que basamos nuestras decisiones depende que LIBERTAD, IGUALDAD, DERECHO, JUSTICIA, DEMOCRACIA y tantas otras cosas que consideramos fundamentales en nuestra vida sean algo más que simples palabras, a todos los niveles en que directa o indirectamente lo hacemos.

A Coruña, a 8 de Octubre de 2018

En algunos temas la información que obtenemos proviene directamente de los hechos, en otros de fuentes cercanas que consideramos fiables, en muchos de la prensa, las fuentes oficiales o los representantes reconocidos de los implicados, sean estos personas, empresas u organizaciones.... No hay uniformidad, ni siquiera dentro de cada tipo de fuente, no hay respuestas simples y, por supuesto, el orden no indica necesariamente la fiabilidad de la información.

Descartar sin más las redes sociales como una fuente fiable no es más que un modo simplista de afrontar el problema. El análisis y la reflexión, tanto personal como grupal suele ser un enfoque con más posibilidades, que no garantías, de éxito.

Sin duda la información que captamos directamente suele ser la más fiable, siempre que seamos objetivos en su valoración. Otra cosa es que sea la información más completa y que sea suficiente para tomar decisiones correctas. Lo mismo cabe decir de la información de fuentes cercanas que consideramos fiables.

La prensa será tan diversa en su fiabilidad como lo sean las capacidades, objetividad e intencionalidad de sus empresas y profesionales. No se puede aprobar o descartar por completo ningún medio, siempre es necesaria la lectura reposada, el análisis, el contraste con nuestras propias experiencias y las de personas cercanas que consideramos fiables... No hay atajos. Es un camino difícil, que no imposible, para llegar a un análisis correcto de la información a la que no podemos acceder directamente.

Las fuentes oficiales (gobiernos, instituciones, organismos participados por el estado) son tan fiables como los poderes que los rigen. Están manejados por personas, las que establecen las normas y reglamentos que los rigen. La posible fiabilidad, como la de tantas otras fuentes, se basa más sobre todo en su trayectoria dado que quienes las rigen, y las transforman son personas. Solo la vigilancia constante de personas, organizaciones y medios de prensa sobre su labor nos otorga una mayor garantía de su fiabilidad a lo largo del tiempo.

La fiabilidad de los representantes de empresas y organizaciones, y de los mismos por tanto en cuanto les representan, ha de pasar por el mismo escrutinio para tener garantías de fiabilidad.

Elegir fuentes fiables de información, sometidas a constante escrutinio y valoración, es fundamental. Todos los medios para adquirir información son necesarios, incluso las redes (por su potencial de difusión principalmente), pero no todos son igualmente fiables.

Siempre hay mayor posibilidad de garantizar la fiabilidad cuando tenemos acceso a la verificación directa, cuando podemos comparar lo que dicen sobre un hecho distintas fuentes y sobre todo cuando podemos acudir directamente a las fuentes. Cuanto menos fiable sea una fuente más severo debe ser el escrutinio y el análisis.

La curiosidad, el interés por todo los que nos rodea y el análisis tanto individual como colectivo siguen siendo el único camino. Ser libres requiere tomar decisiones informadas. Los atajos y la fe ciega son el camino hacia el desastre.

Probablemente nunca tuvimos más herramientas para acceder a la información, discutirla y valorarla tanto individual como colectivamente. Si algo no ha variado es que se requiere inteligencia, método y disciplina para utilizarlas adecuadamente en beneficio de la toma de decisiones correctas.

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección http://informacioncolaborativa.opennemas.com/opinion/icredactor/informacion-opinion-beber-fuentes-es-camino/20181008115750000891.html

Informacion Colaborativa
© 2018 Informacion Colaborativa

INFORMACION COLABORATIVA desarrollado en

Plataforma Opennemas - CMS for digital newspapers - Ctra. Cabeanca - Boveda (priorato) s/n - 32980 - Boveda, Amoeiro (Ourense) - Telf: +34 988980045 - OpenHost, S.L.


     
Desarrollado por Openhost con:      
OpenNeMaS CMS OpenHost S.L. Opennemas CMS