21:13 h. Lunes, 21 de Enero de 2019

ICredactor

Opiniones de
ICredactor

Redactor, fotografo y/o activista

A Coruña, a 18 de Enero de 2019

Leo hoy un titular que devuelve mi aturdida y cansada atención mediática al parlamento... Y dice así: "El reto de conseguir robots que actúen con 'sentido común'.

De verdad es un tema interesante, no tanto por los robóts, un tema muy de frikis  a lo 2001, "Blade runner", etc como por la clase política que pasta y dormita plácidamente en el teatro del Parlamento o en su sala de espera,  el aparato organizativo de los partidos. ¿De verdad hay inteligencia o simplemente sentido común en la clase política (en el poder en general)?

Yo no lo tengo claro, ni siquiera si se puede superar el reto de conseguir que actúen con el genérico simplón de la misma, el sentido común.

El único indicio de inteligencia que se vislumbra en estos tiempos en el parlamento a través de la tele-pantalla, es la evidente ausencia del dictador y los principios fundamentales de su movimiento; lo de la corona es puro anacronismo vegetal, como nuestra santa madre iglesia y otros restos del franquismo sociológico, un florero colorido, algo caro eso si y con esquejes, como cualquier otra planta parásita.

En el pleno de ayer, y ni mucho menos por primera o segunda vez, los supervivientes represariados por el franquismo pidieron en el Escaño Ciudadano, ante el pleno municipal, algo tan simple como la retirada del titulo de "Hijo adoptivo de la ciudad" de A Coruña a Manuel Fraga Iribarne. Más perdió Franco con su montura y ya nadie llora en Ferrol, ex-Ferrol del caudillo, a Francisco ni a su caballo....

Es una competencia municipal, que nadie se atreva a negarlo, y si la negaran que el pueblo de A Coruña sufridor cada año de los plácidos veraneos  del susodicho y los del dictador precedidos de "encarcelamientos preventivos" se lo reclame a todos los partidos de la corporación que rechacen la moción o se laven las manos.

El peligro de jugar al contragolpe

La política es, en mi opinión, un campo de "juego" resbaladizo donde se juega, parece que a veces de modo muy poco serio, a cosas muy serias para los ciudadanos ¿Como puede una persona ver sin enfado el juego de la vida, su vida, como una estrategia en manos de otros?

Ellos no ven, no pueden ver, de hecho no quieren verlo como un juego ¿como podrían siquiera desearlo? Tal vez los políticos olvidan demasiado a menudo que son parte de la ciudadanía, personas, parte de la humanidad para ser más precisos, tal vez es que sus reglas y sus actos les aislan de las consecuencias que sufren el común de los mortales, como si ellos no lo fuesen. Tal vez ese sea el problema. Su percepción se adapta, que de eso saben.

Somos humanos antes que ciudadanos, todos lo somos, pese a quien pese. Ellos también, aunque no quieran, sepan o puedan reconocerlo. Parece que nosotros tampoco. Tal vez eso hace parte de de las reglas de la vida humana.

De un modo u otro sin estrategia no se gana o pierde por causas claras. Tal vez no se trate de eso a fin de cuentas; si la verdad fuese un valor en política... No lo es, y nuestra vida, sus condiciones, se juegan en el.

Desde A Coruña - Galicia (España), para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...

Lo que pasa, pasa porque a nuestra población le pesa el cansancio, la falta de trabajo y perspectivas de futuro; porque nuestra clase política no da la talla ni la alternativa cual torero con toro sin cuernos, de testuz vencida, sin alternativa, desvalido y mudo mientras su pueblo llora o grita ignorado y las organizaciones sociales informales y ONG's pierden recursos cada día y hora sin freno, un parchecito; porque el presupuesto se pierde de su destino natural en servicios públicos hacia fundaciones infumables y empresas privadas que lo absorben sin vergüenza como una esponja, como la privilegiada clase política, la casta empresarial, la militar y la iglesia... Tres reínas, esas si, de poder absoluto e incuestionable, inviolable. 

Y, entre lineas, algunos callan, aunque pidan y reciban limosna, como un regalito,  llorado y dando pena, bajo rótulos descoloridos, decaídos, silenciosos, apagados por no pagar la luz,  con ropas raídas, avergonzados que se creen clase aparte, como si no fuesen pueblo! "O que non chora non mama din, pero perde o leite sexa quente ou frio"; "Xamon e galiña pelada, que ainda non olvidamos nin perdemos eso mentras estemos caladiños". "Listos non somos, pero si ajudos". Pedir, en lugar de exigir justicia, asi si les servimos.

 Porque el miedo te puede, lo dejas pasar. Porque no haces nada. Porque a ti no te toca ese tema, porque los que no conviene criticar son siempre los buenos, porque los malos están en el infierno y los buenos se van al cielo... Jamás de los jamases!

Me niego a cerrar los ojos

Desde A Coruña - Galicia (España), para cualquiera que siga este espacio en texto, voz o vídeo desde cualquier lugar del mundo...

Cada día ocurren las mismas cosas, se repiten. No querer ver las negativas es tanto o más peligroso que alentarlas. Mirar a los pies por miedo a mirar atrás o adelante nunca ha permitido ver los baches o las equivocaciones en la ruta a tiempo.

Otros autores