17:28 h. Jueves, 13 de Diciembre de 2018

ICredactor

Cuanto peor para todos, mejor. Mejor para mí el suyo beneficio político

Redactor, fotografo y/o activista

ICredactor | 22 de Julio de 2018

No puedo evitar pensar en como ciertas cuestiones acaparan las páginas de prensa hasta extremos que hacen indigerible la lectura de los periódico.s

A Coruña, a 21 de Julio de 2018

En verdad no se puede decir que las cuestiones que parecen acaparar más paginas en los últimos tiempos no sean importantes, lo son por una causa u otra. Dos ejemplos: Cataluña, las primarias del PP.

Son importantes aunque tan solo sea porque desvian la atención de otras cuestiones, porque polarizan la opinión publica más allá de lo razonable y deseable ¿Son en realidad tan importantes en si mismas? Si y no. El caso es que en las causas el no tiene prevalencia en la formación de la opinión pública sobre el si. Barremos bajo la alfombra las causas de su importancia y dejamos sin barrer las causas que las hacen importantes.

Voy a obviar en esta ocasión la cuestión de las nacionalidaes, en particular la catalana que ocupa ultimamente tantos titulares, solo recordaré que no es la única nacionalidad histórica y solo recordaré a los posibles lectores que tal vez les convendría seguir más los movimientos en las restantes comunidades históricas que se producen en paralelo a las de cataluña y que apenas llaman la atención... Pondré el foco sin embargo las primarias del Partido Popular, tal como el título de esta publicación parece sugerir.

En mi opinión es importante que el pensamiento social y político se vea reflejado en el mapa de partidos, en especial, pero sin exclusión de otros los que tiene más apoyo social, aunque solo sea porque es importante que todos nos sintamos representados en las cámaras. Dicho esto, voy a entrar en otras cuestiones...

Hay, en mi opinión varios bloques importante de pensamiento que nombraré con etiquetas que pueden ser cuestionables y, aunque no reflejan necesariamente mi modo de pensar, pueden reconocerse facilmente, por eso las usaré solo con el fin de expresar de un modo entendible algo los elementos de un mapa que a menudo tiene fronteras difusas, cuando no confusas.

Voy a organizar los bloques principales de pensamiento político asi: Izquierda moderada (entiendase PSOE), derecha moderada (entiéndase Partido Popular), nuevos partidos de izquierda (confluencias) , nuevos partidos de derecha (Ciudadanos) y partidos nacionalistas. Estas calificaciones, repito, solo son meras etiquetas que no pretenden nada más que ilustrar una realidad a menudo confusa.

Entrando en la materia que el titular sugiere... de las primarias del Partido Pupular, lo que prefiero es que elijan al candidato/a más apto para que sean oposición al menos la próxima década. Este es en realidad un deseo incompleto; en realidad deseo que se articule un nuevo concepto de derecha (algo que también es necesario mál que me pese) y una nueva izquierda. No es cuestión de cambiar unas siglas por otras, aunque a veces sea conveniente. Hace falta repensar muchas cosas, volver a repensar el mapa político tras una reflexión profunda.

Con esto no estoy diciendo que desee que las actuales alternativas de derecha e izquierda sean sin más sustituidas por las nuevas, algo más de reflexión y trabajo será necesario. No hay tiempo ni lugar para las soluciones simplistas. En la confusión del rio revuelto solo se benefician los pescadores... Toca reconstruir el pensamiento político y el foco, más que en los colores y las clasificaciones previas, debería estar en las necesidades de las grandes mayorías sociales como necesidad prioritaria, pero no la única. El pensamiento político debe abarcar un amplio arco de cuestiones, como todo pensamiento humano o no se adaptará al sujeto que lo crea y sufre: El ser humano. Como tal no debe ser solo un pensamiento de élites, debe ser un pensamiento humano.

Si la política, el estado y las instituciones no sirven al objetivo de animar y orientar el pensamiento libre colectivo y tampoco sirven para racionalizar el comportamiento social frente a las decisiones de los individuos creando con ello equilibrio social.... ¿Para que nos puede servir? Creo que la representación política solo puede ser una herramienta facilitadora en la toma de decisiones racionales de la colectividad para su propia supervivencia o no ser. De ningún modo puede aislarse de la sociedad y, aliándose con las élites de cualquier índole para defender intereses privados, usurpar la voluntad de un pueblo informado, si lo hubiese...

Más acciones:
Otros autores