06:57 h. Martes, 21 de Noviembre de 2017

ICredactor

¿Democracia judicializada? ¡Pais judicializado!

Redactor, fotografo y/o activista

ICredactor | 13 de Noviembre de 2017

A Coruña, a 12 de Noviembre de 2017

La justicia, según dicen, es el último recurso... En verdad hace falta estar desesperado para recurrir al brazo de un Salomón travestido cuando no esta garantizado que atine con la espada llevando la venda en los ojos.

 

A Coruña, a 12 de Noviembre de 2017

Es en estos días motivo de polémica que el gobierno de este país fuerce a la justicia a pronunciarse sobre asuntos que, siendo de carácter político, demuestran la incapacidad y desgana con que la clase política, y el partido popular en particular, los afrontan.

En verdad es esto algo poco común...? No lo creo. En mi opinión, en este país, tener que recurrir a la justicia (con o sin éxito, a menudo mas bien lo segundo) para hacer respetar derechos, justicia,... es de lo más común.

El propio estado, la administración pública, los legisladores, las empresas, la banca... son algunos de los protagonistas de este habitual despropósito.

Se supone que uno debería recurrir a la justicia como último recurso cuando, creyendo tener razón, justicia y derecho de su parte, se enfrenta a otra persona, administración, entidad, empresa,... que, con la misma convicción cree tenerlas de su parte.  La realidad es, en mi opinión, bien distinta. Creo que lo habitual es que quienes se consideran en posición de fuerza, quizás por su capacidad económica (que puede comprar una buena defensa de sus derechos), una legislación deliberadamente poco clara, debil,... creen poder ganar aunque su causa no sea justa, razonable y, a veces, ni siquiera se ajuste a derecho.

¿A que tanto escándalo por que se judicialice la política cuando todo se judicializa en este país, con o sin razón para ello, porque todas las demás vías de resolución de conflictos se ignoran por sistema y el propio estado, administración,  legislador, empresa o banco nos abocan necesariamente a ella de modo sistemático con la única excusa de que su poder puede abocarnos a ello como ciudadanos, la parte más debil de toda ecuación de poder?

Más acciones:
Otros autores