13:25 h. Lunes, 25 de Septiembre de 2017

ICredactor

Economía y vida: Una foto en blanco y negro de un mundo de colores

Redactor, fotografo y/o activista

ICredactor | 10 de Septiembre de 2017

A Coruña, a 10 de Septiembre de 2017

Las cifras reales de la recuperación son 82.000 empleos perdidos solo en la banca, 40.078 millones de deuda de la banca que pagaremos todos, decenas de miles de pequeñas y medianas empresas hundidas, muchos cientos de miles de parados sin apenas recursos o en la absoluta indigencia, millones de trabajadores precarios en estabilidad y sueldos... La economía tal vez esté a salvo, eso nos dicen, nosotros y las futuras generaciones por el momento no. ¡Tal vez en un futuro...! Eso nos dicen, al menos yo no los creo! ¿Y tu?

A Coruña, a 10 de Septiembre de 2017

Las realidades de la crisis:son 82.000 empleos perdidos solo en la banca, 40.078 millones de deuda (impagada) de la banca con el estado (nosotros) y decenas o centenas de miles de desahuciados muchos de ellos endeudados por décadas, aun tras perder la vivienda (nosotros). ¿Está el estado de parte de los ciudadanos, de defender los derechos muchas veces pagados con esfuerzo y otras solo adquiridos y reconocidos por la lucha en su defensa?

¡Salvan nuestra situación salvando a la banca...! ¿Con los bancos y su economía salvados.... ¿como dudar de que nosotros estaremos también salvados? ¡Solo es cuestión de esperar a que, en su generosidad nos devuelvan los derechos que han puesto en suspenso...!¡Que pocas lecciones han enseñado a estas generaciones vivas los duros golpes de la historia!

¡Los bancos, como las empresas, no son ONG's..!¡¿Cuantas veces habré escuchado esa frase de la boca de un empresario o un autónomo...?! Cuantas en boca de un trabajador por cuenta ajena?

El estado, el gobierno central, muchos autonómicos y muchos gobiernos locales asumen esta filosofía de que salvando a la banca nos salvamos todos... Desde la concepción capitalista y neo-liberal es el viaje a través del miedo, hacia el sometimiento, en espera de la caridad de quienes desde la política y el dinero mandan. Una peregrinación por el desierto en busca del país de nunca jamás.

En mi opinión más vale vivir o incluso morir de pie. Algunos dirán que siempre vale más vivir, en cualquier condición y circunstancia. ¡Que cada cual vista el sayo que desee, yo prefiero antes vivir desnudo que vestir el sambenitio en espera del sudario!

Esta historia que cuento son solo los números económicos, de trabajo, casa y pan; ¿Y la salud y la educación, la vida y el futuro que nos espera? Pagaremos por nuestras decisiones sociales y políticas personales, pero no seremos los únicos, detrás vendrán nuestros descendientes en las próximas generaciones. no puedo asegurar el límite futuro de este nuevo tiempo que hemos creado.

¿Que ha conducido a esto? El riesgo asumido por poderes económicos y políticos ¿Que lo motivaba? El apetito voraz de poder, propiedad y dinero. Un cuento habitual, válido para una fábula con moraleja pero, al final de la fábula, la moraleja dice que la voracidad ha sido de una población sin poder (delegado), impudente, irresponsable y sabía para decidir pero renuente a ser responsable y pagar la cuenta...

El poder y la banca que han sido buenos cuidando de nuestro interés y bienestar (y no de su poder y dinero) , nada tienen que ver; desde el poder efectivo económico y político (formado en las grandes universidades de prestigio) que ha concebido los sistemas de gobierno y gestión económica, siguen cuidando de nosotros... Ahora repite: "Yo creo" y, a continuación, ¡suspira y espera!

¿Quien ha hecho números con los votos y los escaños?¿Quien se ha preguntado sobre la idoneidad de nuestros sistemas políticos y económicos?¿Quién nos ha informado o desinformado?¿Quién ha escrito las leyes y dictado las reglas morales...? Yo os invito a seguir haciendo preguntas. Las personas, cada una de ellas, es capaz de razón, también de renunciar a ella.

Yo solo vivo, pienso, me manifiesto, hago y espero. Algún día seré abuelo, tal vez, como a la generación más vieja, me toque asumir la tarea de Atlas, siendo un Hércules abandonado hasta el fin de mis días en un asilo...

Más acciones:
Otros autores