21:46 h. Miércoles, 21 de Noviembre de 2018

ICredactor

Vivir el presente en tiempo futuro

Redactor, fotografo y/o activista

ICredactor | 04 de Julio de 2018

Es tal la ansiedad que muchas personas arrastran con los acontecimientos sociales y políticos, una fiebre que también afecta a los partidos políticos, las organizaciones sociales y los medios de comunicación, que todo se anuncia en tiempo futuro. Próximo, eso si.

A Coruña, a 3 de Julio de 2018

Últimamente no paro de ver titulares con verbo en tiempo futuro. Todo va a suceder, pronto sin duda. Tal es el grado de ansiedad (y/o miedo) que una parte importante de la sociedad española siente ante un futuro que se empeña en mantenerse imprevisible luego de permanecer largo tiempo desagradablemente previsible.

La larga espera, que no por inesperadamente interrumpida reduce nuestra ansiedad y eleva la tensión social, esa que ha permanecido durante más de un lustro, casi dos, en lucha constante con el hastío y la abulia.

Necesitamos sin duda que se despejen las incertidumbres... Esperamos que la inquietud nos permita disfrutar del descanso estival ¿Estarán en peligro el jolgorio turístico y la siesta? Evidentemente no. La necesidad urgente e inaplazable de trabajar alejará temporalmente el fantasma del paro alimentando el aluvión de camareros que salvaran la fiesta turística de los extranjeros. Los españoles afortunados disfrutarán del turismo extranjero, nacional, local o familiar. 

De un modo u otro la fiesta y la siesta estarán a salvo en un país en el que hasta las revoluciones cierran por vacaciones, ya sean propias o ajenas.

Más acciones:
Otros autores